SOBRE DONDE DIJE DIGO, DIGO... Y TODO ESO.

Publicado el 1 de Noviembre, 2008, 19:50. en General.
Referencias (0)

Estaba uno a punto de felicitar a S.M. la Reina -porque la fe republicana, cuando es nacionalsindicalista, no es obstáculo para la buena educación, sino mas bien lo contrario- a cuenta de las sentencias sobre temas como el aborto, la eutanasia, los mariconmonios, reflejadas en un libro de doña Pilar Urbano que comentaba Diario Ya, cuando la Casa del Rey sale con los acostumbrados dijes, digos y diegos.

En esta ocasión, la referida Casa -lo comentan La Nación y La Razón, por ejemplo- aduce que son afirmaciones que, en todo caso, se han hecho en un ámbito privado y que no corresponden con exactitud a las opiniones vertidas por Su Majestad la Reina.

Afirmación de la Casa Real que -tomada a la inversa- significa que doña Sofía es partidaria del aborto, está de acuerdo con la eutanasia -cuidado, Majestad, que los años pasan para todos-, salta de gusto llamandole matrimonio al concubinato -que esto es el emparejamiento sin sacramento- de maricas y tortilleras, y goza lo indecible viendo -supongo que sin presencia física- el día del orgullo gay que patrocina Gay-ardón.

Algo, no obstante, me sigue preocupando, y es la diferenciación entre las opiniones públicas y las privadas, que se desprende de la nota oficial.

Porque -dispense V.M., esto sólo es un ejercicio de academicismo, sin mas mala intención que la que cada lector pueda imaginar, y la imaginación sigue siendo libre-, esto del fingimiento de cualidades o sentimientos contrarios a los que verdaderamente se tienen o experimentan es la definición de la hipocresía.

Total, que me parece que me quedo con la República. Nacionalsindicalista, por supuesto.


Háganme la merced de comprobar que...
Estamos en la mejor situación

(Publicado también en La Tribuna de España)