SOBRE CUBA.

Publicado el 3 de Abril, 2007, 16:39. en General.
Referencias (0)

O, mejor dicho, sobre el viaje del señor Moratinos a aquel país, que Dios proteja; porque en este asunto, a mi parecer, hay dos vertientes.
Una, la del viaje oficial del Ministro de Asuntos Exteriores de España, pasándose por el refajo las directrices de la UE lo cual a mí, acérrimo españolista, me parece muy bien; pero previo abandono de las Instituciones europeas. Porque lo que no puede es estar a medias; para esto si y para aquello no; apóyenme ustedes en mis negociaciones con terroristas, pero no se metan si quiero hablar con mi amiguete Fidel.
Estamos en la UE, nos guste o no, y a mí no me gusta; pero si estamos -y mientras estemos-, hay que respetar las decisiones de política común.
Otro tema es el de Cuba, en cuya política interior nadie mas que los cubanos tienen voz, y ni Moratinos, ni Rodríguez, ni la UE tienen nada que decir.
A mi -lo tengo escrito- Fidel Castro me cae muy bien, aunque no puedo ser mas opuesto a su comunismo trasnochado y caduco. Pero admiro su hispánica terquedad de querer mantenerse en lo que siempre ha sido; de no venderse a los charlatanes ni ceder a las amenazas. Hizo su revolución y -aunque a mí me parezca equivocada- la mantiene.
Sólo el pueblo cubano tiene derecho a seguir ese camino o modificarlo. Ni Moratinos, ni Bush, ni yo. Los cubanos, con su cara y su cruz, su aquiescencia o su oposición. Y con su hacer frente a las consecuencias de su actitud.
Lo que realmente me da asco, es la actitud de los traidores que le piden a los demás que echen a Fidel Castro para colocarlos a ellos. Me recuerdan demasiado a otros cabestros que aquí hemos conocido demasiado bien.