SOBRE EL PAÑUELO.

Publicado el 21 de Julio, 2006, 16:04. en General.
Referencias (0)

Que el señor Rodríguez tuvo la ocurrencia de dejarse poner para hacerse fotos con el que se lo ofreció: probablemente, sabiendo perfectamente lo que era: el típico pañuelo palestino que Arafat hizo famoso cuando ejercía de terrorista, e incluso cuando ejerció de millonario a costa de su propio pueblo.
En una guerra irregular, de guerrilla, la kufiya palestina puede representar el requisito de uniformidad o símbolo distintivo que exige la Convención de Ginebra para distinguir al combatiente del terrorista. Caso contrario, deberíamos concluir que es -directamente- un símbolo terrorista.
En cualquiera de los casos, un Presidente del Gobierno no puede caer en el gesto de dejarse ver con un símbolo -se le considere militar o terrorista- de una de las partes enfrentadas en un conflicto en el que Israel no hace mas que defenderse. Eso sí, con una envidiable contundencia: la del que sabe que le va en ello la existencia.
Israel está rodeado de enemigos y no se puede permitir ninguna debilidad. Ni en Gaza, ni en el Líbano, donde no creo que sea fácil distinguir entre un pacífico civil y un terrorista palestino o de Hizbulá. La más ligera vacilación supondría la muerte del Estado de Israel.
En esta cada vez más evidente guerra de civilizaciones, que nadie quiere ver o atreverse a reconocer, Israel es la punta de lanza de Occidente; la muralla que contiene a las hordas bárbaras del fundamentalismo islámico. Bien haríamos en ver las cosas como realmente son, sin anteojeras de adoctrinamiento caduco. Si no lo hacemos así y entendemos los nuevos tiempos de la Historia, cuando menos lo esperemos nos encontraremos a los musulmanes de nuevo a las puertas de Viena.
Y sin un emperador Carlos que los ponga en fuga.